Thais Hernández nos comenta sobre “Sus 29 años en ANDA”

0cfddbb
Foto Google: Thais Hernández

Para todos quienes estuvieron, se relacionaron o trabajaron conmigo durante

Cuando uno ha estado integrado al mundo de las comunicaciones, al de los anunciantes, dar un anuncio especial, que se mezcla entre lo profesional y personal, significa exponer uno de los más sentidos mensajes que como Directora Ejecutiva de la Asociación de ANDA puedo ofrecer.

Informar mí despedida de ANDA, no es como renunciar a un cargo prototipo, es decirle adiós a tanta gente de la industria: anunciantes, agencias de publicidad, productoras, gremios afines, medios de comunicación entre muchos más. Es ratificar agradecimiento a personas que fueron pasando -entre tantas tareas juntas- para quedarse como valiosas amistades. Por supuesto, desanclarme también amerita manifestar incontables reconocimientos a entusiastas colaboradores de distintas disciplinas y campos que apostaron en bien de esta Institución y de mi labor como Gerente.

Pude compartir con 12 presidentes desde Andrés Reyes Polanco hasta Darío De la Vega, pasando por otros extraordinarios conductores como Bernardo Horande, Roberto Carlos, Ninoska Henríquez, Carlos Vallonrant, José Núñez, Andrés Núñez, Fedor Saldivia, María Teresa Almarza, Eduardo Hernández y Larry Hernández. De igual forma, compartí responsabilidades con cerca de 300 Directores que han asumido posiciones de relevancia dentro de esta institución. Sus nombres quedan en los registros y documentos institucionales. Pero no puedo dejar de mencionar a mi amigo personal Juan Manuel Raffalli, quien durante 25 años estuvo orientándome en todos los aspectos profesionales y personales, Mil Gracias.

Parto a explorar nuevas experiencias, nuevas tierras, por supuesto, esperando que el legado construido durante casi 29 años quede en manos de quienes sabrán canalizar, con idoneidad, el compromiso de seguir adelante y deseos continuar viendo erguida a esta querida Asociación, ejerciendo sus plenos derechos y libertades en una Venezuela futura y próspera.

Me llevo infinitas y muy preciadas cosas. ANDA será para mí como esas marcas que siembran- en la mente y en el corazón- fidelidad, sentido de pertenencia e identificación. Me siento orgullosa de haber tomado la decisión inicial de ser parte de este gremio y de haber aportado en el trayecto muchos y muchos días de trabajo, cerca de unos diez mil. Esto me da derecho a millas de satisfacción por la labor cumplida y transferirlas a mis nuevos proyectos.
¡Mil gracias a todos!